En la imagen se puede ver el cráter Cornelia, que tiene entre 4 y 5 millones de años. A la derecha se ven los barancos con los bordes curvados y el depósito con forma de abanico. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA.

¿Agua en Vesta?

Como muchos sabréis, ayer se publicó en la revista Science un monográfico con los primeros resultados de la misión Rosetta. Aunque hoy pensaba hablaros de ellos, Daniel Marin ha escrito un genial resumen de estos, ahorrándome el tiempo en escribirlos y así pudiendo hablar del gran olvidado del día de ayer, que fue Vesta.

Si me preguntaseis por un listado de lugares en el Sistema Solar donde podría haber agua líquida, seguramente los asteroides y planetas menores estarían en la parte más baja, ya que no tienen atmósfera y las temperaturas que hay en su superficie son muy bajas.

Vesta, vista por la Dawn el 24 de Julio de 2011. ¿Esperarías poder encontrar agua aquí?. NASA/JPL-Caltech/ UCLA/MPS/DLR/IDA.

Vesta, vista por la Dawn el 24 de Julio de 2011. ¿Esperarías poder encontrar agua aquí?. NASA/JPL-Caltech/ UCLA/MPS/DLR/IDA.

Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que Vesta, el segundo cuerpo en tamaño del cinturón de asteroides (solo por detrás del planeta menor Ceres), podría haber tenido pequeñas coladas de materiales mezcladas con agua en su superficie durante cortos periodos de tiempo.

Para alcanzar esta conclusión, estudiaron una pequeña población de cráteres jóvenes (de unos pocos cientos de millones de años, en comparación con los 4600 millones de Vesta) que mostraban barrancos con formas curvas y depósitos con forma de abanico.

En la imagen se puede ver el cráter Cornelia, que tiene entre 4 y 5 millones de años. A la derecha se ven los barancos con los bordes curvados y el depósito con forma de abanico. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA.

En la imagen se puede ver el cráter Cornelia, que tiene entre 4 y 5 millones de años. A la derecha se ven los barancos con los bordes curvados y el depósito con forma de abanico. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA.

Para formar estos, no se necesitaría de una gran cantidad de agua. ¿Y de dónde provendría el agua?. Pues Vesta podría tener pequeños parches de hielo bajo la superficie, quizás acumulados tras el impacto de cometas con Vesta, como por ejemplo ocurre en los polos de la Luna y Mercurio. Un impacto posterior formaría el cráter y en este proceso calentaría algunos de los parches de hielo, liberando el agua que es quien en última instancia movilizaría los materiales.

Ahora mismo la sonda Dawn se encuentra de camino al planeta menor Ceres, donde está prevista su llegada el próximo día 6 de Marzo, ¿Qué secretos nos descubrirá?

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.