En este detalle de la imagen podemos ver hasta siete volcanes proyectando su alargada sombra sobre la nieve y la gélida superficie de la península de Kamchatka. Landsat/NASA/USGS.

La alargada sombra de los volcanes de Kamchatka

Aunque ya hemos hablado en alguna ocasión de la remota península de Kamchatka en el blog, como en “Una columna de cenizas sobre el Kliuchevskoi desde la ISS“, la verdad es que sus paisajes remotos y geologicamente activos nos traen a menudo imágenes fantásticas como esta:

La escena completa captada por el Landsat 8 el pasado día 4. Landsat/NASA/USGS.

La escena completa captada por el Landsat 8 el pasado día 4. Landsat/NASA/USGS.

El pasado día 4 de Diciembre el satélite Landsat 8 pasaba sobre la península de Kamchatka, en Rusia, captando esta imagen en la que se ven siete volcanes (y parte de un octavo), con sus cumbres nevadas y proyectando una sombra alargada en dirección noroeste.

En este detalle de la imagen podemos ver hasta siete volcanes proyectando su alargada sombra sobre la nieve y la gélida superficie de la península de Kamchatka. Landsat/NASA/USGS.

En este detalle de la imagen podemos ver hasta siete volcanes proyectando su alargada sombra sobre la nieve y la gélida superficie de la península de Kamchatka. Landsat/NASA/USGS.

Entre estos volcanes, se encuentra el más activo del continente euroasiático, y también la montaña más alta de la península de Kamchatka, el Kliuchevskoi, con una altura de 4750 metros. Los demás volcanes visibles en este recorte son el Tolbachik, Udina, Zimina, Bezymianny, Kamen y Ushkovsky.

La nieve y las sombras dejan resaltados también pequeños conos de escoria, minivolcanes que aparecen junto a volcanes de escudo, calderas y estratovolcanes, y que son alimentados la lava que fluye a través de fisuras o chimeneas.

Trazado del río Kamchatka, donde se ven los fuertes meandros, e incluso algunos ya ababndonados. Landsat/NASA/USGS.

Trazado del río Kamchatka, donde se ven los fuertes meandros, e incluso algunos ya ababndonados. Landsat/NASA/USGS.

Pero además de estos detalles volcánicos, el río Kamchatka queda marcado también por color blanco del hielo. Se aprecia claramente su trazado meandriforme, con fuertes meandros todavía en funcionamiento, pero también otros tantos ya abandonados.

El lago azabache, ya cubierto con una capa de hielo. Landsat/USGS/NASA.

El lago Azabache, ya cubierto con una capa de hielo. Landsat/USGS/NASA.

Por último, también se aprecia que el lago Azabache, un lago de 12 kilómetros de largo por 7 de ancho, también tiene su superficie cubierta por hielo, ya que la temperatura durante el mes de Noviembre y de Diciembre rara vez supera los 0ºC.

 

Comments

  1. Pingback: los volcanes de Kamchatka

Leave a Comment