La nueva imagen del cráter Occator plantea nuevas cuestiones sobre el origen de las manchas de tonos claros. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI.

La sonda Dawn ofrece nuevas vistas del cráter Occator

Si la semana pasada hablábamos de cambios en las manchas claras de Ceres, esta semana la sonda Dawn, que se encuentra en la órbita de este planeta enano desde hace un año, nos ofrece magníficas vistas del interior del cráter Occator, un cráter de 92 kilómetros de diámetro y cuatro de profundidad que alberga en su interior un conjunto de “manchas” de color claro, que además son las más claras de todo el planeta enano.

La nueva imagen del cráter Occator plantea nuevas cuestiones sobre el origen de las manchas de tonos claros. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI.

La nueva imagen del cráter Occator plantea nuevas cuestiones sobre el origen de las manchas de tonos claros. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI.

En la nueva imagen se puede ver la mancha que hay cerca del centro del cráter y que se superpone a una pequeña elevación con forma de domo que está rodeada de fracturas lineales y paralelas que parece podrían estar relacionadas con las demás manchas claras de menor tamaño. Todavía es pronto para hacer una interpretación exacta sobre el origen geológico de estas formas, por lo que habrá que esperar a las nuevas imágenes de las demás manchas claras, pero también a los datos espectrales para intentar afinar un poco más.

Una imagen del cráter Occator completo, compuesta por la suma de imágenes a lo largo de distintas órbitas de la Dawn. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI.

Una imagen del cráter Occator completo, compuesta por la suma de imágenes a lo largo de distintas órbitas de la Dawn. NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/PSI/LPI.

De ser estas manchas que hay sobre la superficie estables, lo más posible es que estemos ante un depósito de sales de magnesio o de arcillas ricas en amoniaco. Aun así, sea cual sea el origen, lo que si queda de manifiesto es que en esta zona ha habido actividad geológica en el pasado. En la imagen del cráter completo se pueden seguir viendo diferentes juegos de fracturas que cruzan todo el cráter.

La sonda Dawn seguirá tomando fotografías y medidas desde una altura de 385 kilómetros sobre la superficie de Ceres, y viajando a una velocidad de 980 kilómetros por hora hasta el fin de su misión, cuando quedará “para siempre” en órbita alrededor del planeta enano.

Leave a Comment