La roca Jake Matijevic vista por el Curiosity. Los puntos rojos indican las dianas de ChemCam mientras que los círculos púrpura son las zonas investigadas por el APXS. NASA/JPL-Caltech/MSSS.

¿Qué nos quiere decir Jake Matijevic?

Desde la llegada del Curiosity a Marte (algunos, entre los que me incluyo) hemos estado esperando con interés los primeros resultados de los análisis realizados por ChemCam y el APXS. La primera roca analizada por ambos instrumentos, llamada Jake Matijevic en honor al recientemente fallecido ingeniero de las tres últimas misiones “con ruedas” a Marte, tiene una forma piramidal que la hacía muy llamativa a la vista el tamaño de un balón de futbol americano.

La apariencia de la roca descartaba cualquier origen de tipo sedimentario, pero si parecía ser un basalto normal y corriente, como los que podemos encontrar desde Hawaii, hasta la Luna, siendo la roca volcánica más común en nuestro planeta. Evidentemente, para complicar la historia y la explicación, la roca no está in-situ, sino que forma parte de esa gran cuenca sedimentaria que fue el cráter Gale (o quien sabe si pudo llegar allí expulsada a causa del impacto de un meteorito).

En el Sol 43 comenzaron las observaciones de la roca, tanto con MAHLI para ver su estructura como con ChemCam y APXS. Mientras ChemCam con su laser permite medidas muy precisas en áreas muy pequeñas, APXS estudia áreas más grandes de la roca para que podamos hacernos una idea de la composición general de la roca. En total, 14 puntos (los de color rojo) fueron disparados con el láser y 2 zonas estudiadas con APXS (los círculos de color púrpura).

La roca Jake Matijevic vista por el Curiosity. Los puntos rojos indican las dianas de ChemCam mientras que los círculos púrpura son las zonas investigadas por el APXS.  NASA/JPL-Caltech/MSSS.

La roca Jake Matijevic vista por el Curiosity. Los puntos rojos indican las dianas de ChemCam mientras que los círculos púrpura son las zonas investigadas por el APXS. NASA/JPL-Caltech/MSSS.

Los resultados, una composición más variada de la que se esperaba, con una menor proporción de hierro y magnesio y mayor de sodio, aluminio, silicio y potasio. Suena a feldespatos.

Espectro de Jake Matijevic frente al de calibración visto por APXS. NASA/JPL-Caltech/University of Guelph/CSA.

Espectro de Jake Matijevic frente al de calibración visto por APXS. NASA/JPL-Caltech/University of Guelph/CSA.

Sin entrar en las complicadas explicaciones petrológicas, la composición química de esta roca es muy cercana a un tipo relativamente raro de rocas ígneas que encontramos en contextos terrestres de islas oceánicas, por ejemplo, Hawaii, Canarias, Madeira… o asociados a eclogitas (las eclogitas son rocas metamórficas formadas a presiones superiores a las que encontramos en la corteza y cuya composición es basáltica).

Pero, en realidad y al mismo tiempo, con el párrafo anterior, no he querido decir nada en concreto, ni que por supuesto la roca se formase en Marte en uno de esos contextos, puesto que es la primera que encontramos con esta composición y como decíamos al principio, no está en el lugar de su formación. Podría haberse formado por la evolución de un magma o por la fusión de unas rocas con esa composición, pero poco podemos hablar del contexto geológico por el momento.

Si la NASA ha tardado algunos días más de la cuenta en hablar de esta roca le entiendo perfectamente, y es que la explicación no es sencilla, sino que abre la puerta a nuevas preguntas que no hacen más que enriquecer y dotar de complejidad al puzzle de la historia geológica de Marte.

Entonces, ¿Qué nos quiere decir Jake Matijevic?. Pues de momento, que las rocas ígneas de Marte son composicionalmente más variadas de lo que esperábamos y que hacer cualquier interpretación, hasta encontrar un verdadero afloramiento de estas donde podamos tener una visión de conjunto, será un trabajo no exento de la polémica que tanto nos gusta a los geólogos.

Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.