La primera imagen de la Tierra desde la órbita terrestre

No podía ser el primer post sino una dedicatoria y un recuerdo a los pioneros de la observación terrestre desde el espacio. Su ingenio y esfuerzo sentaron las bases de la observación de nuestro planeta con muy diversos fines, desde el militar para espiar al enemigo, hasta para poder predecir el tiempo de una manera más fiable.

La primera foto de nuestro planeta desde el espacio fue tomada el 24 de Octubre de 1946, cuando se montó una cámara de vídeo de 35 milímetros sobre un misil V-2 desde una altitud de 104 kilómetros, que volvería a caer sobre la Tierra donde se recuperaría el rollo fotográfico. El anterior record de “altura” de una fotografía de la superficie terrestre estaba en 22 kilómetros, habiendo sido tomada esta desde un globo meteorológico a mediados de la década de los años 30.

No fue hasta finales de la década de los 50, concretamente en el año 1957 hasta que se alcanzó la tecnología y conocimientos suficientes para poner un satélite en órbita terrestre con éxito. Las ventajas de tener un satélite en órbita frente al lanzamiento puntual de misiles para realizar observaciones son obvias: mayor tiempo de utilidad de los instrumentos, las observaciones pueden repetirse en el tiempo, etc…

El satélite Explorer 6. NASA.

El satélite Explorer 6. NASA.

Así que el 7 de Agosto de 1959 la NASA lanzó a la órbita terrestre el satélite Explorer 6, un pequeño satélite con forma esférica de 64  kilos de peso y cuya misión era estudiar el campo magnético terrestre, la propagación de ondas de radio en la atmósfera superior,  los micrometeoritos y los rayos cósmicos, pero que contaba en su interior con una novedad: una cámara para fotografiar la  Tierra.

La primera imagen de la Tierra desde su órbita, tomada por el Explorer 6. NASA.

La primera imagen de la Tierra desde su órbita, tomada por el Explorer 6. NASA.

En la primera imagen recibida del satélite, se observan nubes sobre una parte del Océano Pácifico y tardó 40 minutos en recibirse en la estación de seguimiento de Hawaii, debido al escaso ancho de banda existente para la transmisión. Es una imagen un tanto tosca por la baja resolución y porque aparece movida debido a la velocidad de la sonda con respecto a nuestro planeta, pero es el primero de una larga lista de éxitos.

El 6 de Octubre de 1959 se perdía definitivamente el contacto con el satélite, puesto que la carga producida por los paneles solares había caído por debajo del nivel necesario para el funcionamiento de este.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.