Algunos representantes de las tres familias de braquiópodos de las que vamos a hablar en las próximas semanas.

¡Una paella de braquiópodos!

Las próximas cuatro semanas de #FossilFriday, incluyendo esta, os vamos a hablar de los braquiópodos, un filo de animales invertebrados marinos que apareció en el Cámbrico Inferior y del que algunos representantes han llegado hasta nuestros días. Es uno de los #FossilFridays en los que os voy a enseñar un fósil que no cogí yo, sino que llegó a casa antes de que yo mismo naciera.

Algunos representantes de las tres familias de braquiópodos de las que vamos a hablar en las próximas semanas.

Algunos representantes de las tres familias de braquiópodos de las que vamos a hablar en las próximas semanas.

A fecha de hoy se han descrito unos 5000 géneros fósiles, mientras que en la actualidad solo hay unos 100 vivos. En el Paleozoico alcanzaron su máximo de diversidad, pero la extinción del Permotrías supuso un golpe brutal para este filo, tras la cual no pudieron recuperar su diversidad seguramente por diversos factores, entre los que se encuentran factores propios y quizás que los bivalvos comenzaran a ocupar algunos nichos ecológicos donde solo se encontraban los braquiópodos. De hecho, a partir del Triásico, la diversidad de los bivalvos adelantó por primera vez a la de los braquiópodos. Seguramente si hubiesemos vivido en el Paleozoico, las paellas y las latas de berberechos en vez de llevar moluscos bivalvos llevarían braquiópodos.

Aunque externamente puedan parecernos muy similares a los bivalvos, los braquiópodos no son moluscos, sino que estarían más emparentados con organismos como los briozoos. Una de las diferencias más llamativas entre bivalvos y braquiópodos es donde tienen el plano de simetría. Mientras que en los bivalvos una de sus valvas (la concha de carbonato cálcico dentro de la que vive el organismo) es la imagen especular de la otra, en los braquiópodos sería perpendicular. Os lo muestro en una foto porque quedará mucho más claro.

A la izquierda, con la línea roja en vertical tenemos a un braquiópodo. A la derecha, con la línea roja en horizontal, tenemos el molde de un bivalvo. Si os fijáis, en el caso del bivalvo, el plano de simetría sería paralelo al cierre de las valvas, mientras que en el caso del braquiópodo sería perpendicular.

A la izquierda, con la línea roja en vertical tenemos a un braquiópodo. A la derecha, con la línea roja en horizontal, tenemos el molde de un bivalvo. Si os fijáis, en el caso del bivalvo, el plano de simetría sería paralelo al cierre de las valvas, mientras que en el caso del braquiópodo sería perpendicular.

En la actualidad, todos los braquiópodos viven en ambiente marino, y la mayoría de las especies actuales viven en ambientes tranquilos, lejos de corrientes fuertes y oleaje, aunque algunas viven en zonas intermareales. Se alimentan principalmente de fitoplancton, que filtran del agua a través del lofóforo, un conjunto de tentáculos con cilios que rodean su boca, ayudándole a atrapar su alimento. La próxima semana empezaremos a hablar de algunas de las familias de este filo.

Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Bivalvos y braquiópodos forman uno de los casos más llamativos de convergencia. Se trata de dos grupos de organismos con orígenes diferentes, pero que con el tiempo han desarrollado unas estrategias de supervivencia muy similares.

    Supongo que ya lo sabes, pero por completar tu post, creo que merece la pena decir que no todos los bivalvos tienen conchas con una simetría bilateral tan clara como la que describes. Existen muchas especies en las que las valvas son asimétricas. Un caso extremo es el de los rudistas, un grupo de bivalvos extinguidos (y muy abundantes en el registro fósil, por cierto) que se caracterizaban por tener dos valvas muy diferentes entre sí, tanto en forma como en tamaño.

    1. Author

      Los rudistas son uno de los grupos de bivalvos que siempre más me han llamado la atención, sobretodo por su capacidad de formar arrecifes. Si encuentro algunas fotos que tengo de ellos haré un post cuando hable de bivalvos 🙂

Responder a Rubén Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.