El efecto de los incendios desde el espacio

Los satélites son muy útiles a la hora de vigilar la propagación de los incendios, sobre todo los de grandes dimensiones, pero también como la cobertera vegetal se recupera después de estos. Para ello, no siempre se usa la luz visible (como la fotografía convencional) para observar los cambios, sino que a veces se usan otras longitudes de onda que nos permiten observar mucho mejor estos fenómenos porque los distintos tipos de superficies y materiales que hay sobre la superficie del planeta responden de una manera diferente a cada longitud de onda.

En el caso de los satélites Terra y Aqua se utilizan las imágenes bandas espectrales 7-2-1, correspondientes con el infrarrojo medio, el infrarrojo  cercano y el color rojo, que combinándose nos muestran un resultado como el que vamos a observar a continuación en esta imagen del pasado sábado día 7 de Diciembre de 2013:

Imágen del satélite Terra correspondiente a las bandas 7-2-1 del día 07/12/2013. Pulsa para ampliar. NASA.

Imágen del satélite Terra correspondiente a las bandas 7-2-1 del día 07/12/2013. Pulsa para ampliar. NASA.

En la imagen podemos apreciar el extremo Noroeste de España y Portugal de un color intensamente verde. Este color corresponde con la vegetación que está viva y se debe a que la banda 2, correspondiente al infrarrojo cercano y que se usa como color verde al crear la imagen combinada, es muy reflejado por la estructura celular de las hojas de las plantas.

Sobre algunas montañas también observamos un color azul intenso fruto de las nieves que han caído estos días. La nieve tiene este color porque la banda usada para dar el color azul a la imagen, paradójicamente, es la que corresponde con la longitud de onda del color rojo. Como este color es fuertemente reflejado por la nieve y el hielo, observamos un color azul intenso allá donde existen estos materiales.

Otro color llamativo es el color gris, rosado o el marrón claro. Estos corresponden a parches con un menor grado de vegetación o a zonas urbanas. El color azul oscuro o negro son las masas de agua, que tienen este color porque absorben las longitudes de onda que usamos para formar la imagen.

Por último, y es el detalle más importante de la imagen, observamos unos parches de color rojizo o marrón intenso. Eso son las cicatrices provocadas por los incendios. Cuanto más reciente sea el incendio, más intenso se verá el color de estas cicatrices. Si ampliáis bien la imagen, observaréis que en la zona de Portugal hay un gran número de incendios relativamente recientes.

Los cambios en la superficie terrestre, naturales o antrópicos, son fácilmente visibles a través de estas imágenes, que nos ayudan a tomar una mejor conciencia sobre los fenómenos que ocurren en nuestro entorno.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.