La Tierra, observada durante la puesta de Sol marciana el pasado día 31 de Enero. NASA/JPL/MSSS/Nahúm Méndez Chazarra.

Ese punto azul pálido (desde Marte)

La Tierra, observada durante la puesta de Sol marciana el pasado día 31 de Enero. NASA/JPL/MSSS/Nahúm Méndez Chazarra.

La Tierra, observada durante la puesta de Sol marciana el pasado día 31 de Enero. NASA/JPL/MSSS/Nahúm Méndez Chazarra.

Observar la Tierra desde el espacio es una cuestión tan habitual que a veces no nos damos la importancia que tiene. Vigilamos el tiempo con los satélites meteorológicos, vemos como cambia nuestro planeta con cámaras de alta resolución y hasta medimos deformaciones milimétricas en el terreno desde la órbita como una cuestión de rutina.

¿Pero que pasa cuando observamos la Tierra desde más allá de nuestra órbita? Que solo somos un punto más, uno de esos cientos y cientos que somos capaces de observar cada noche. Y que nuestro lugar en el universo pasa de una posición central a simplemente ser una más.

Y es precisamente esa tremenda humildad la que transmiten estas imágenes de nuestro planeta.  Que todo lo que fuimos y lo que somos está contenido en un par de pixeles sobre la oscuridad del cosmos, confundiéndose entre los miles de millones de estrellas y planetas que pueblan nuestra galaxia.

El pasado día 31 de Enero, Curiosity apuntó sus cámaras hacía la zona donde se pone el Sol, fotografiando entre el crepúsculo nuestro planeta. 529 días después de llegar a la superficie de Marte ha hecho un ejercicio de reflexión, pero para que nosotros reflexionemos y veamos cual nuestro hogar. Y lo estúpidos somos a veces. No es la primera misión que lo hace, la Voyager 1 fue la primera en capturar nuestro planeta en 1990, y después, otras misiones como la Cassini, repetirían lo mismo.

La imagen está compuesta en realidad de seis imágenes, a modo de panorama, y superpuesto para dar la continuidad total. También se le ha quitado el ruido que aparece en las fotografías digitales, usando uno de los fotogramas del cielo a modo de referencia. Aparte de ese, no tiene ningún otro tratamiento.

Así se veía la Tierra desde Marte cuando el Curiosity tomó la imagen.

Así se veía la Tierra desde Marte cuando el Curiosity tomó la imagen.ge

La Tierra mostraba esta cara hacia Marte cuando el Curiosity tomó la imagen, en la que se ve el día sobre Australia y la noche sobre Asia y parte de África. Y no solo tomó esta imagen panorámica, sino que además tomó con la MastCam-100, la que tiene mayor “zoom” de las dos MastCams (La otra solo tiene una focal de 34 mm, frente a los 100 de la que ha tomado la imagen inferior), una imagen más de cerca, en la que, con un poco de pericia visual, se puede apreciar la Luna también como un tenue punto.

La Tierra y la Luna, vistos con la MastCam-100. NASA/JPL/Nahúm  Méndez Chazarra.

La Tierra y la Luna, vistos con la MastCam-100. NASA/JPL/Nahúm Méndez Chazarra.

Y no he podido evitar acordarme de este vídeo. Si no sabes de que hablo cuando me refiero con “un punto azul pálido”, tienes que verlo y hacer tuyas cada una de sus palabras:

httpv://www.youtube.com/watch?v=oGKm6_-BmRE

Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Es una maravilla navegar y tener acceso a estas imágenes inimaginables no hace tanto. Gracias por ser tan generosos. Carmen

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.