Geología y Comunicación

Sé que uno de los temas más recurrentes del blog es el de la crítica a la divulgación de la ciencia en general y de la geología en particular, pero desde el terremoto de Lorca del pasado 11 de Mayo de 2011 me ha quedado todavía más claro que aún tenemos mucho por hacer científicos, comunicadores y el sistema educativo para educar a la sociedad sobre los riesgos naturales.

Otro episodio sísmico de apariencia similar, pero mucho más catastrófico, fue el de L’Aquila (Italia) de 2009. Por este evento ahora mismo hay imputados siete sismólogos acusados de no haber predicho el terremoto para haber podido evacuar la ciudad.

Tengo claro que toda la responsabilidad de que la geología no tenga permeabilidad que debería tener no es solo nuestra, pero día a día hay que ir haciendo esfuerzos porque la geología sea cada vez más visible y entendible al mayor número de personas.

Y digo esto por una cosa. Recuerdo perfectamente el día 11 de Mayo cuando al encender la televisión para tener información a “tiempo real” del terremoto, pusimos TVE1 y el reportero que había en Lorca decía algo así como “Nos han dicho que habrá otro terremoto a las 20.00”. Yo, que he vivido algún que otro terremoto, también he llegado a escuchar cosas de ese estilo, rumores que se extienden en los momentos de pánico y que nadie sabe de dónde salen, pero solo contribuyen a asustar aún más a la población.

Si consiguiéramos educar de una manera mejor a los ciudadanos sobre los desastres naturales, seguramente una gran parte de la mitología desaparecería, e incluso es posible que más de uno se planteara si la casa donde vive cumple la norma sismoresistente de la zona.

Es normal que la gente tenga miedo, sobretodo cuando los terremotos no se pueden predecir, pero para que la gente no tenga miedo hay que decirles que son los terremotos y que hay que hacer en caso de que ocurra uno. Y eso es una cuestión que también compete a las autoridades.

En un sistema educativo donde la geología ha pasado a un tercer plano casi vestigial, se ha perdido una gran oportunidad de enseñar a nuestros ciudadanos que vivimos en un país en el que hay riesgo sísmico y cuáles son las cosas a hacer o evitar en caso de terremoto.

Ahora mismo hay siete personas imputadas en Italia por “bajar la guardia” a los habitantes de L’Aquila ya que supuestamente alguien anteriormente, un técnico había dicho que los niveles de radón eran más altos de lo habitual y que eso llevaría a un terremoto. Por desgracia, de momento, no hay ningún método efectivo de predecir los terremotos a corto plazo.

Pero sin embargo, los medios de comunicación siguen haciéndose eco de las predicciones de adivinos,magufosotros seres a los que la ley les ampara, ¿O es que nadie se acuerda de las pérdidas económicas que ocasionó la predicción que alguien hizo sobre la destrucción de Roma el día 11 de Mayo?. Pero esa persona que hizo una afirmación gratuita, en cambio, está viviendo la vida, libremente y sin ningún cargo de conciencia. Y por supuesto tuvo su minuto de gloria en los informativos de todo el mundo.

Sin embargo a la geología y demás ciencias de la Tierra se les suele dedicar un tiempo y espacio ínfimo en los medios de comunicación,  lo cual dificulta nuestra labor de normalización en la sociedad.

Como conclusión, me gustaría seguir animándoos a que escribáis, hagáis blogs y luchéis por la divulgación de la geología. Nosotros tenemos que ser los más convencidos de que ese esfuerzo merece la pena. Juntos somos más.

Comments

  1. Cuando estudiaba mi carrera (ciencias ambientales) lo que más me gustaba eran las asignaturas de geología (por algo estuve a puntito de hacer geología en vez de ambientales). De todo lo que había, lo que más me interesó siempre fue la edafología por un lado y la geodinámica externa (concretamente el estudio de riesgos) por otro. Al final me impliqué más con la edafo.
    Pero recuerdo muy bien charlas en el bar de la facultad con mis profes de geodinámica, tras las clases, en las que se hacían eco de las inundaciones, las coladas de barros, las avalanchas, los aludes… no sólo salía el tema de Biescas, claro, sino toda la problemática de la mitad sureste de la Península.
    Cuando ocurre el desastre llega el momento de las quejas y las denuncias. Pero a nadie se le ocurrió decir que un barrio residencial en medio de una pequeña rambla, o justo debajo de una ladera de materiales arcillosos sin vegetación que los sujete, iba a costar mucho más que dinero.

    La geología no interesa. ¿Qué tienen de especia las piedras? Están ahí. Punto. Das una patada a una… y salen más.

    Mi novia es bióloga molecular. Estudia la maquinaria de transcripción del ADN en un centro puntero de investigación. Hasta que comprendió que mi “barrofilia”, como la solía llamar, realmente es una área del conocimiento extraordinariamente influyente (a la par que fascinante) y que debería disponer de fondos, de gente, de espacio en la educación y en la divulgación… pues un par de años me ha costado.

    De siempre ha habido un chovinismo científico. Cada uno cree que su área de especialidad es la más importante. Esto pasa sobre todo cuando hablamos de especialidades que casi no tocan temas comunes con ninguna otra especialidad (y no es por meterme con biólogos y físicos, jajaja). El estudio de los mesones, las minucias del código genético, los avances en neurología, la aparición de una nueva teoría sobre Todo… ¿cómo pueden competir unas piedras con eso? Los que nos dedicamos a las Ciencias de la Tierra estamos metidos en una espiral de desdén y condescendencia por parte del resto de áreas de conocimiento… precisamente porque no hay nada más vulgar que estudiar piedras. Y ningún científico “de la tierra” hace nada por cambiar ese enfoque.

    1. Author

      Si, a mucha gente le cuesta entender (yo diría que a la mayoría) que en las Ciencias de la Tierra hacemos algo más que mirar “piedras”. Por eso muchas veces desconfían en labores tales como la prevención de desastres naturales y luego pasa lo que pasa… y muchas veces por falta de financiación.

      Pero también es verdad que a veces hacemos poco esfuerzo a la hora de divulgar que es lo que hacemos… ¡y es algo que hay que cambiar a costa de lo que sea!

  2. Hola Nahum. Llevo peleando con el tema de la divulagción de la geología 4 años y cuesta muchísimo porque tenemos una imagen de aburridos que no veas y desde los institutos no se fomenta para nada,al revés. LA mayoría de la Gente piensa que nos damos paseos por el campo y iramos “piedras” y encima te lo dicen tan panchos. Yo he tenido que lidiar con jefes que me han contratado por el curriculum y luego me han preguntado que para que sirve mi carrera, ah y todavía me pasa. Cuando hay que hacer algún proyecto para una exposición )

  3. perdona es que le he dado a enviar sin querer. Lo del proyecto de exposición, esq ue trabajo en un Museo de de Ciencias donde si no eres biólogo, químico… con todo mis respetos parece que no sabes de nada. He tenido que hacerme valer un montón de veces y me lo han reconocido pero tus jefes siguen sin enterarse ee que va tu carrera. Es una pena porque estamos muy desaprovechados y desde mi trabajo hago lo posible para desimitificar la geología, que somos muy importantes y que nos omos una parte de la biología como me han dicho muchísimas personas.

    Ahora estamos llevando a cabo unos talleres de verano y he preparado unos sobre minerales y otro sobre fósiles, para niños y han dado muy buen resultado y lo mejor han sido las respuestas de los niños, me dijeron que no pensaban que la geología podía ser divertida.

    Oyendo estas cosas creo que tenemos un camino largo que recorrer y que gracias a los medios que tenemos podemos poner a la Geología en el lugar que se merece.

    Ah!, oí tu podcast en GeoCastAway sobre Marte y Lorca, creo que para unas exposicones que van atraer te voy a pedir consejo si no te importa.

    Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    Ana

    1. Author

      Yo, aunque estudiante aún, también llevo un par de años lidiando con el tema de la divulgación. Entiendo que es difícil muchas veces desmitificar algo sobretodo cuando la única noticia que aparece de nosotros en los medios es referida a alguna catástrofe natural.

      En cambio, cuando explicas la geología de tu a tu, la gente se da cuenta de que la Tierra (y los demás plantas) es algo mucho más maravilloso y emocionante de lo que podemos contar. Entiendo que a veces las montañas crecen a un ritmo lento, que los pliegues no avanzan por el desierto del Kalahari buscando una presa, pero quizás una de las cosas más bonitas de la geología es entender al ritmo al que funciona la tierra, el tiempo profundo, esos millones de años que hacen que la gente piense que la Tierra es una roca estática e inerte… nada más lejos de la realidad.

      Además, parece que por alguna razón estamos infravalorados con respecto a otras ciencias. Yo cuando alguien me dice algo así sinceramente ya me da igual. La geología es una ciencia tan digna como las demás y eso hay que tenerlo claro a la hora de defender nuestra profesión, no podemos dejar que nos acaben sacando del curriculum de primaria y secundaria porque alguien piense que somos aburridos.

      Así que ya sabes, a seguir luchando porque yo creo que esta batalla no ha hecho más que empezar, y cuantos más seamos, ¡más lograremos!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.