¿Cuál es la edad de la primera corteza de Marte?

Desde la Tierra, tenemos poca (o mejor dicho, ninguna) posibilidad de poder datar de una manera absoluta (es decir, con número) desde la distancia las rocas de otros planetas, de las que, con suerte y si las observaciones son buenas, podemos establecer una escala relativa (que procesos ocurrieron antes y cuales después, pero sin fecha). Afortunadamente, los impactos de meteoritos y asteroides sobre las superficies planetarias lanzan material al espacio que puede caer en la Tierra como un meteorito al que con un poco de suerte podemos establecerle el parentesco. Así tenemos una fuente de datos que muchas veces nos ayuda a poner un poco de números a algunos eventos importantes que han ocurrido en la formación y evolución de nuestro Sistema Solar.

En 2012 se encontró un meteorito en el desierto del Sahara, conocido como NWA 7533 (NWA es el acrónimo de North West Africa) de unos 84 gramos de peso y cuya clasificación cae en el del grupo de las acondritas, meteoritos rocosos con una composición similar a los basaltos o rocas plutónicas terrestres. A nivel interno, es lo que llamamos una brecha polimictica, una roca compuesta por los trozos de las rocas y suelo arrancadas durante el impacto de un meteorito sobre la superficie del planeta, con signos de metamorfismo de choque y que también puede incluir gotas de material fundido por el enorme calor despedido por el impacto.

En Marte, se ha podido establecer un criterio de edad relativo, e incluso tiene dos tablas distintas del tiempo geológico. Pero a modo de resumen, si observamos su superficie, observaremos que el número de cráteres es mucho más alto en las tierras elevadas del hemisferio Sur que en el hemisferio Norte, que parece haber sufrido procesos de rejuvenecimiento más recientes. Por lo tanto, podríamos asumir que la corteza de Marte más antigua sería la que aflora en esta zona del hemisferio Sur.

Pues bien, un equipo de investigadores americanos y europeos han conseguido datar el meteorito gracias a los circones que contiene y arroja una cifra de 4428 ± 25 millones de años, lo que nos quiere decir que la corteza del planeta se formó en los primeros 100 millones de historia del planeta, parecido a los datos de edad que tenemos tanto de la Luna como de nuestro planeta.

Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Muy interesante el post como siempre.
    La manera de datar relativamente la superficie de los planetas usando la densidad de cráteres siempre me ha parecido fascinante aunque, como demuestran las dos escalas de tiempo en Marte, puede ser un método muy interpretativo.
    Hablas de procesos de rejuvenecimiento de la superficie marciana que, evidentemente, no deberían incluir el reciclado de la corteza en una zona de subducción como ocurre en la Tierra. Tal vez podrías hablar de ese rejuvenecimiento cortical marciano en otro post.
    Me interesa también esa datación del meteorito sahariano, ¿podrías pasarme la referencia?

    Gracias

    Pedro

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.