El asteroide P/2013 P5 desde el Telescopio Espacial Hubble. NASA, ESA, and D. Jewitt (UCLA)

El asteroide de las seis colas

El pasado 23 de Septiembre el Telescopio Espacial Hubble fue apuntado hacia el asteroide P/2013 P5, descubierto el 15 de Agosto de este mismo año por el conjunto de telescopios Pan-STARRS desde Hawaii, porque en las imágenes tenía una apariencia borrosa, distinta a la que suelen tener los asteroides, que en las imágenes solo aparecen como puntos luminosos, parecidos a las estrellas. El radio del asteroide se estima en unos 0.24 kilómetros.

El asteroide P/2013 P5 desde el Telescopio Espacial Hubble. NASA, ESA, and D. Jewitt (UCLA)

El asteroide P/2013 P5 desde el Telescopio Espacial Hubble. NASA, ESA, and D. Jewitt (UCLA)

La sorpresa fue grande cuando al ver las fotografías tomadas por el Hubble, el asteroide mostraba seis colas. Más sorprendente aún, es que el 23 de Septiembre se volvieron a tomar unas imágenes y la apariencia de estas colas había cambiado por completo.

¿Qué es lo que podría haberle pasado a este asteroide? Una de las teorías afirma que la velocidad de rotación de este se ha incrementado tanto hasta el punto que la superficie ha comenzado a despegar de este en distintos momentos, y de ahí la aparición de varias “colas”. La alteración en la velocidad de rotación podría deberse a la propia presión que ejerce la luz del Sol, y este aumento de velocidad provocaría que la débil gravedad del asteroide no fuese capaz de mantener juntas las partículas de polvo sobre su superficie.

Los cálculos dicen que solo se habría  perdido entre 100 y 1000 toneladas de material en seis eventos distintos ocurridos el 15 de Abril, 18 y 24 de Julio, 8 y 26 de Agosto y por último el 4  de Septiembre, una masa pequeña en comparación con la del asteroide.

Los asteroides tienen muchas maneras de perder material al espacio: levitación  por efecto electrostático de las partículas de polvo, sublimación de hielo, inestabilidad en su rotación y los impactos. Este podría ser un caso de impacto, pero el hecho de que se haya observado distintos episodios de expulsión de material, dan prácticamente por descartada esta teoría.

Otro caso, como el de la sublimación del hielo, también quedaría descartado, puesto que este asteroide podría estar relacionado con la familia Flora de asteroides de tipo S, asociados con unos meteoritos encontrados en la Tierra (Condritos LL) que han sufrido grandes procesos de metamorfismo con temperaturas que van desde los 800ºC a los 960ºC, por lo que se descarta que pudiese contener hielo.

Los modelos orbitales parecen también descartar que sea un cometa capturado de la nube de Oort o del Cinturón de Kuiper.

Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.