El Calbuco, fotografiado el día 24 de Abril de 2015 por el satélite Terra. NASA.

La erupción del Calbuco desde el Espacio

Uno de los fenómenos que mejor podemos documentar desde los satélites son las erupciones volcánicas, ya que desde la emisión de calor de las lavas, y que puede ser captada por los sensores infrarrojos, a la dispersión de las cenizas a lo largo de centenares de kilómetros, son un objetivo fácil y a menudo muy espectacular. De hecho, a menudo hablamos aquí de las erupciones que ocurren y que son pilladas por los satélites.

El Calbuco es un estratovolcán muy explosivo que está localizado en la región de Los Lagos, en Chile, y que no había entrado en erupción en los últimos 40 años. El pasado 22 de Abril sufrió una erupción, puntuada por dos pulsos eruptivos más los días 23 y 30 de Abril, expulsando una gran cantidad de cenizas a la atmósfera (llegando a los 10 kilómetros de altura) y teniendo las autoridades que evacuar a miles de personas. La cantidad de cenizas fue tan grande que en algunas zonas las cenizas depositadas llegaron a alcanzar más de un metro sobre el suelo.

El Calbuco, fotografiado el día 24 de Abril de 2015 por el satélite Terra. NASA.

El Calbuco, fotografiado el día 24 de Abril de 2015 por el satélite Terra. NASA.

Si hemos tardado en hacer un poco esta entrada es porque decidimos que era mejor esperar a que llegaran todas (o casi todas las imágenes) para que de un vistazo pudieseis verlas todas. Y de hecho tenemos muy buenas imágenes, gracias tanto al Landsat, como al EO-1, y por supuesto, a los satélites Terra y Aqua.

Dos imágenes, a la izquierda, tomada por el Terra, y a la derecha, la del Aqua, tomadas el pasado día 23 de Abril tomadas con 3 horas de diferencia. Se aprecia perfectamente la extensión de la columna de cenizas, que llego a tener una extensión máxima cercana a los 1000 kilómetros.  NASA.

Dos imágenes, a la izquierda, tomada por el Terra, y a la derecha, la del Aqua, tomadas el pasado día 23 de Abril tomadas con 3 horas de diferencia. Se aprecia perfectamente la extensión de la columna de cenizas, que llego a tener una extensión máxima cercana a los 1000 kilómetros. NASA.

Pero con las cenizas depositadas no acaba realmente el problema, sino que el regimen de vientos puede volver a removilizarla, complicando la situación. Si además lloviese, las cenizas todavía podrían ser un peligro mayor, creando coladas de agua y cenizas, que debido a su viscosidad son capaces de arrasar lo que encuentren a su paso.

Abajo a la izquierda, el volcán Calbuco se puede ver emitiendo una pequeña columna de cenizas, y arriba se puede ver como el viento mueve la ceniza ya depositada sobre las montañas cercanas el día 25 de Abril. NASA.

Abajo a la izquierda, el volcán Calbuco se puede ver emitiendo una pequeña columna de cenizas, y arriba se puede ver como el viento mueve la ceniza ya depositada sobre las montañas cercanas el día 25 de Abril. NASA.

El pasado 3 de Mayo, la ceniza removilizada por el viento cubre la provincia del Neuquén, en Argentina, llegando a cubrir hasta su capital. NASA.

El pasado 3 de Mayo, la ceniza removilizada por el viento cubre la provincia del Neuquén, en Argentina, llegando a cubrir hasta su capital. NASA.

Hasta desde la Estación Espacial Internacional se fijaron en la columna de cenizas y en su extensión, captando esta foto el pasado día 25 de Abril:

La ceniza que hay en la atmósfera se aprecia perfectamente en esta imagen tomada desde la ISS el pasado día 25 de abril, destacando como una nube de color grisáceo. NASA.

La ceniza que hay en la atmósfera se aprecia perfectamente en esta imagen tomada desde la ISS el pasado día 25 de abril, destacando como una nube de color grisáceo. NASA.

Pero sin duda, algunas de las mejores imágenes públicas disponibles las ha tomado el satélite Landsat 8 y nos permite no solo observar el proceso eruptivo, sino que también podemos ver el antes y el después, denotando zonas en las que ha caído la ceniza.

Imagen tomada por el Landsat 8 de la zona de Chile donde se encuentra Calbuco el pasado 11 de Abril de 2015. NASA.

Imagen tomada por el Landsat 8 de la zona de Chile donde se encuentra Calbuco el pasado 11 de Abril de 2015. NASA.

Imagen tomada por el Landsat 8 de la zona de Chile donde se encuentra Calbuco el pasado 27 de Abril de 2015, ya tras la erupción. NASA.

Imagen tomada por el Landsat 8 de la zona de Chile donde se encuentra Calbuco el pasado 27 de Abril de 2015, ya tras la erupción. NASA.

Pero centrémonos en los detalles de las imágenes (aunque os recomendamos que pulséis sobre todas ellas y las veáis a tamaño completo para apreciar mejor los efectos). Lo primero que destaca es la propia columna de cenizas que se eleva con dirección Suroeste sobre el Calbuco. Los valles están cubiertos por ceniza en suspensión, haciendo casi imposible ver que hay debajo. De hecho el lago todos los Santos prácticamente no se ve. Sobre el volcán Osorno se puede ver el cambio de color a gris de sus laderas, e incluso como parte de la nieve ha sido también teñida por la ceniza.

Un recorte de las imagenes anteriores antes y después. NASA.

Un recorte de las imagenes anteriores antes y después. NASA.

En el centro del siguiente recorte se observa el cerro Tronador, un volcán que no ha tenido actividad durante el Holoceno (los últimos 11700 años), y parece que las últimas erupciones ocurrieron hace 300000 años, por lo que se considera como extinto. Tiene una altura de 3470 metros y alberga ocho glaciares. Sobre la nieve se puede observar perfectamente la ceniza, que le da un color grisáceo.

Antes y después en el cerro Tronador: NASA.

Antes y después en el cerro Tronador: NASA.

Y para concluir, una imagen tomada por el satélite EO-1 el pasado día 25, donde se aprecia la columna de cenizas y al Norte el volcán Osorno:

Imagen del Cabulco tomada por el EO-1 el día 25 de Abril. NASA.

Imagen del Cabulco tomada por el EO-1 el día 25 de Abril. NASA.

Como habéis podido comprobar de nuevo, los satélites nos ofrecen una perspectiva de los procesos eruptivos y de sus consecuencias, ayudándonos a predecir hacia donde se moverá la ceniza y que zonas han quedado más cubiertas de esta, además de enseñarnos la belleza de los volcanes y de nuestro planeta.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.