Ciencia, opinión pública, y crisis volcánicas

Que hay una crisis de origen volcánico en la isla de “El Hierro” ya no es un secreto para nadie: Los medios de comunicación se pusieron en marcha incluso antes que cualquier organismo oficial en hablar de esta posibilidad.

Aunque todo esto se remonta al mes de Julio, es en los últimos días cuando el incremento de la actividad sísmica y los informes cruzados de erupciones, mortandad de peces y cambios en el semáforo volcánico ha disparado alertas y rumores de todo tipo.

Cuando estoy enfermo y voy al médico a que me diagnostique y me proponga una curación, lo que deseo en todo momento es estar completamente informado de mi pronóstico y evolución. Al igual que a mí me pasa con mi cuerpo, estoy seguro que a muchos nos haya sorprendido la lenta velocidad y escasa cantidad de datos que nos ofrece el Instituto Geográfico Nacional con respecto a la prensa, que va siempre por delante, creando confusión y miedo.

¿La excusa? Que hay una crisis volcánica y no se pueden dar todos los datos. Yo, sinceramente, si fuese al médico y me dijese que no puede tener todos los datos, lejos de tranquilizarme, me alarmaría mucho más.

Si el IGN de verdad quiere ser el único interlocutor y portavoz de la crisis, debería de ponerse a dar la información conforme esté ocurriendo al minuto, y no esperar horas. Ya sé que no es una situación fácil y que no se pueden permitir el hacer conjeturas ni adivinaciones, pero un poco más de información no nos vendría mal tanto a científicos, como curiosos, como habitantes. El oscurantismo y la desinformación solo traen miedo, rumores y poco más. Espero que pronto nuestras autoridades aprendan que con la información se pueden tomar mejores decisiones y que los riesgos naturales lejos de ser un asunto de estado, son un asunto de todos, y que cuatro ojos ven más que dos, y así sucesivamente.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.